12.10.07

Cucaracha Jones y el Laberinto Subterráneo


Ya venía yo pensándolo, desde aquel viaje a Santiago de Compostela (ya os contaré), con cuatro personas, maletas y más cuestas arriba de las que me habría gustado. Algo dejó caer Chuku, de todas formas, cuando fuimos a Cudillero, porque fue una proeza digna de mención. Pero hoy... hoy la pequeña Cucarachita Plateada ha demostrado que también es la mejor en distancias cortas. Diréis: "ésta se ha despertado de una pesadilla y le va a echar la culpa al coche". No, amigos.



Grmpf... ¬¬

3:50 am (sí, sí, como lo lees).- suena el despertador.

3:55 am .- suena otro despertador. Abro un ojo.

4:05 am .- suena un tercer despertador. Enciendo la lámpara de la mesilla e intento abrir el otro ojo. De repente, recuerdo por qué me estoy autotorturando con ruidos estridentes a esas horas un día de fiesta.

4:15 am .- en un tiempo récord, me he vestido y me he quitado la mitad de las legañas. En la cocina me encuentro con mi misterioso acompañante de los viajes, que esta vez viaja solo. Sé que se ha levantado a la vez que yo: está vestido, peinado y sonriente. Y me ha preparado el desayuno!

4:25 am .- nos montamos en la Cucarachita Plateada. Al acostarme (hace demasiado poco tiempo) me acordé de que apenas tenía gasolina, y que probablemente tuviéramos que parar de camino al aeropuerto. "No importa," me dije, "vamos con tiempo".

4:50 am .- llamada de compañero de fatigas del misterioso acompañante. Está con los otros dos compañeros de fatigas (uno, dormido; el otro, borrachísimo; éste disimula bien), esperándole ya.

5:00 am .- llegamos al aeropuerto, después de un camino que se me ha hecho larguísimo. Ni una puñetera gasolinera a la vista. Increíble, pero cierto. La CucaReserva ya se ha encendido, pero hace poco; aún no es alarmante.

5:10 am .- aún en la terminal, dejo caer un comentario sobre el tema de la gasolina, pero no quiero preocupar al misterioso acompañante. Ya tiene bastante con encarar su primer viaje solo en avión.


No, si la terminal es un rato bonita...

5:30 am .- despedida, y empieza el viaje de vuelta. En cuanto arranco, la Cucarachita me avisa de que tiene hambre. Sé que no voy a llegar a casa con lo que tengo en la reserva, así que me pongo manos a la obra, a buscar una gasolinera.

5:50 am .- me paro en un arcén de la M-30. Estos últimos veinte minutos entran en el top 3 de "Los Veinte Minutos Más Largos De Mi Vida", junto con mi primera cita con la dentista y la parte de problemas de mi primer examen de TDI. Mi futuro próximo (grúa incluída) pasa por delante de mis ojos. Llamo, hecha un manojo de nervios, a información:
- 11811.- todos los operadores ocupados (¬¬... aunque casi lo prefiero, sólo me faltaba tener que llevar un super-afro ahora)
- 11818.- todos los operadores ocupados (¿quién coño llama a información a las seis menos diez de la mañana??)
- 11843.- no me pueden decir nada, pero me pasan con Cepsa.
- Cepsa.- contestador. Pulso 1. Pulso 2. Pulso 2. Me dicen algo que no me interesa. Espero. Me dicen que me van a pasar con un operador. Espero. Se pone el operador. No hay ninguna gasolinera en la M-30 ¬¬. Me dice algo de la M-40, pero ya he pasado la salida. También me dice algo de la calle Alcalá, pero no sé cómo llegar. Menos mal que son las seis de la mañana (y es fiesta) y no pasan casi coches, porque sigo parada en el arcén. Se lo agradezco y cuelgo, sin saber qué hacer.


Pues yo no soy fan, ale ¬¬

[Aquí ya se me pierde la secuencia de tiempos]

Me meto por la primera calle que me suena.

Pasa un rato, y me encuentro con un semáforo en rojo (ya estamos en citycenter). Un coche se para a mi lado, y le pregunto. Respuesta: "Bueno... baja hasta Goya... cruce con Velázquez... creo que ahí hay una".

Me equivoco. Aparezco en una calle ancha, pero no tanto como debería. Otro semáforo. Acecho a un peatón con cara de saber dar indicaciones. "Bajas por aquí, luego la ancha para allá, pasas nosequé, y la ves". Se lo agradezco de corazón, y me pongo manos a la obra.

Extrañamente, lo hago bien. Aparezco en la calle Alcalá y, al fin, una visión celestial aparece ante mí: ¡¡UNA GASOLINERA!! :D Cucarachita y yo casi lloramos de alegría. De la emoción, le lleno el depósito, y no sé si es que estaba más caro de lo normal, estaba más hambrienta de lo normal o una combinación de ambas, pero me ha costado un riñón. Me da igual.

En la gasolinera, pregunto por cómo ir hasta mi casa. Un hombre con una furgoneta iba en la misma dirección que yo, así que me dijo que le siguiera.

Le sigo, salgo de nuevo a la M-30 y le digo adiós con la mano, segura de que ya sé cómo llegar (ya he visto indicadores de la carretera que lleva a mi casa ^^).


Entro en el túnel nuevo que han estado siglos haciendo, y que se inunda cada vez que llueve. Sigo los carteles. De repente, veo que mi carretera deja de aparecer en ellos. Por el espejo, veo que la furgoneta del hombre (ahora detrás de mí) se desvía a la derecha. Hmm...

Salgo del túnel. No importa: la M-30 es circular, y aún estoy a tiempo de salir bien. Vuelvo a ver un indicador a mi carretera. Vuelvo a entrar en el túnel. El indicador vuelve a desaparecer como por arte de magia. Creo que alguien se está quedando conmigo. Puede dar gracias a que estoy de buen humor por haber encontrado una gasolinera.

Salgo del túnel de nuevo, por una calle que, más o menos, me suena. Casi en cuanto salgo, veo otro indicador a mi carretera. Esta vez no se me escapa ni de coña.

Entro de nuevo al túnel, por una entrada criminal (un carril, giro casi de 90 grados desde la carretera). Cucarachita y yo no estábamos dispuestas a dejarnos engañar de nuevo. Y conseguimos salir a territorio conocido.


Tanto con obras como sin ellas...

6:50 am .- Gracias a la Noche en Blanco (y al placaje que le hice al único taxi libre que iba a la zona sur), sé cómo han cambiado las entradas de la carretera a mi casa, y llego sin más incidentes.

7:30 am .- El misterioso acompañante llama, diciendo que ha aterrizado bien. Está tan emocionado que no ha necesitado aún ni un solo café para estar totalmente despierto. Le queda un rato para llegar a su destino real y empezar con su plan de películas de zombis a cascoporro.

Ya se lo contaré cuando vuelva.

8 comentarios :

  1. Estíbaliz dijo...

    :O madre mía, madre mía.. lo de Ulises volviendo a casa después de la guerra de Troya fue como un crucero cinco estrellas por el Mediterráneo comparado con tu odisea en el asfalto. Si haces clus-de-fans de "Little Silver Beetle"(rima!)yo me apunto, pq lo de quedarse sin gasolina me vendrá por herencia familiar, y ya he sufrido lo mío cuando se te enciende el pilotito rojo en los páramos más desérticos y los puertos de montaña más criminales que jamás existieron en las carreteras españolas (veáse Despeñaperros'95... o cada vez que vamos al pueblo, qué te voy a contar ¬¬)

  2. estrella dijo...

    :O :O ¡Qué instinto de supervivencia! ¡¡Felicidades!! Yo habría llorado sin más en el arcén de la M-30 :S

    Y en cuanto a Despeñaperros... si no eres quien conduce y puedes mirar por las ventanillas, quizá veas algún ciervo :D O si no, un camión que descarriló hace un siglo, hay de todo!

  3. saricchiella dijo...

    Estíbaliz: Ulises veía a dónde iba xDD yo tenía que conformarme con buscar cartelitos caprichosos que desaparecían de forma aleatoria. No había sirenas, pero temí por quedarme enterrada viva.

    Little Silver Beetle tendrá club de fans sin ninguna duda, se lo merece ^^ lo de la gasolina de mi pequeña cucarachita me pareció muy fuerte, pero los relatos de vuestros viajes infantiles son escalofriantes, desde luego :S

    Saludos!! :D


    Estrella: Estuve a puntito de caer en la desesperación, parada en el arcén de la M-30. Los coches pasaban de vez en cuando a mi lado y la pequeña cucarachita se bamboleaba del susto. Pero yo como los críos cuando se caen de bruces, como nadie mira, pues no lloro xDD

    En Despeñaperros, en un viaje familiar de esa clase, no puedes separar la vista del indicador de la gasolina... o, en su defecto, de la bolsa de comida, para saber cuántos días podéis esperar a que venga la grúa xDD ¿Un camión?? :O!

    Besos!! :D

  4. Juanra dijo...

    Misma situación tanto para entrar a Madrid para llegar a mi casa como para salir para Leganés.
    Primera entrada, resultado: ya me conozco medio Madrid Noroeste, tras hora y media llego a mi nueva casa.
    Primera salida, resultado: llego a Leganés tras atravesarme medio Madrid, pasando por Moncloa, Principe Pío y Alcorcón O_o
    Segunda entrada, resultado: Tras intentarlo de nuevo por Madrid noroeste, y darme cuenta de lo torpe que soy, volver a salir a la M-30 y entrar por la Castellana - Bravo Murillo (la salida buena de la M-30 que tengo que coger es la 23, a la altura de la A6, y al final entré por la altura de la A1)
    Segunda salida, resultado: Llego a Leganés en 25 minutos, no me lo puedo ni creer, entrando por la de Toledo :-D
    Tercera entrada resultado: Oeoeee, por fin veo la señal correcta que me pinta con una flecha muy cuca cómo tengo que girar para llegar a Francos Rodríguez, en vez de acabar en el Barrio del Pilar (como las veces anteriores).

    Bueno, y todo eso siendo mi primera vez que entraba en la ciudad sin ley que es Madrid (joer, los conductores madrileños os estresáis muuuuuuucho)

  5. estrella dijo...

    No hay que despreciar tampoco la vez que Cris nos "guió" hacia la casa de sus abuelos! Aquello parecía más bien una persecución y recuerdo que Juanra se tuvo que saltar 2 ó 3 semáforos en rojo para poder seguirla XD

  6. saricchiella dijo...

    Juanra: Impresionada me hallo, querido, ante tal demostración de pericia conductora.

    Me ha gustado mucho el tour Moncloa-Príncipe Pío-Alcorcón, sobre todo. Ah, y la de Toledo nunca falla ;) Las flechas cucas deben ser tímidas, y salen sólo cuando sus primas las graciosillas nos han tomado el pelo un par de veces ¬¬

    [Briconsejo: la primera vez que se entra a Madrid hay que ir con alguien al lado que sepa dónde quiere ir y cómo se llega hasta allí. La segunda, vas hasta ese sitio y lo tomas como centro de operaciones. Aunque el sitio esté en Barajas.]

    Saludos!! :D


    Estrella: xDDD Gran episodio digno de reseñar y que hace las delicias de los comensales, cuando algún alma caritativa trae una tarta para comer entre todos xDD
    Michael Juanra Knight y su coche, Pa-Kitt-o, desafiando a las normas establecidas para llevar a cabo su misión. Seguro que podrían hacer una serie superchula de eso... xDDD

    :******!!

  7. ligeia007 dijo...

    Si David Bowie te viera se le saltarían las lágrimas de emoción y orgullo. ¡Sarah ha conseguido salir del laberinto cambiante de las carreteras madrileñas!
    Ahora sólo queda la oferta de matrimonio de ultratumba, así que en cualquier momento verás al "principe" aparecer por el espajo de tu cuarto con un ramo de flores y esas...mallas...tan...ajustadas...que...¡BUENO! ¡QUE CONSEGUISTE LLEGAR A CASA Y ESO ES LO QUE CUENTA! ... ... ...

    Pd: Espero que le dieras el mejor manjar a cucarachita, se lo merecía.
    MUUUUASSS

  8. saricchiella dijo...

    xDDD seguro que la película salió por una experiencia parecida del director, no te creas... seguro que vino a Madrid por la época y se inspiró de repente xD

    :S!!! Miedo me da... ahora mismito pongo algo en el espejo de mi cuarto para que no pueda salir!

    El mejor manjar que encontré, desde luego ^^ y estuve haciéndole mimos hasta que llegamos, poco bien que se portó xD

    :*************!!! (cogoteros! :D)