14.3.08

Al lado de un gran escritor para niños...

... casi siempre hay un gran ilustrador. Normalmente hay más, y Roald Dahl tenía bastantes colaboradores que daban color a sus libros (como, por ejemplo, Faith Jacques o Joseph Schindelman para "Charlie y la fábrica de chocolate"). En mi caso, el estilo de dibujo de un hombre fue la primera pista para detectar los libros de Dahl en mi casa. Y este hombre es Quentin Blake.

Gracias a él, en nuestra cabeza Matilda tiene los ojos de punto, las brujas son horribles mujeres calvas con verrugas peludas y vestidos elegantes (y con pies cortados a pico... ya hablaremos de eso), y los cretinos llevan barbas largas y puntiagudas donde guardan la comida para luego.

Matilda subida en una montaña de libros


Además de ilustrar a Dahl (y de escribir sus propios libros para niños), Quentin Blake le ha puesto cara a la imaginación de muchos otros. En concreto, a raíz de este Especial, Estrella apareció un día con uno de sus libros preferidos, y resulta que está ilustrado por él. ¡Una grandísima sorpresa!



Y por último, me gustaría enseñarte un pequeño tesoro que me regalaron hace poco. Es una edición muy especial del cuento de "El traje nuevo del emperador"... ¡editada por Steven Spielberg! Esta versión del cuento incluye narraciones desde distintos puntos de vista, contadas por grandes personalidades del mundo del espectáculo. Puedes encontrar al mismo Spielberg haciendo de niño sincero, a Harrison Ford y a su mujer (el libro es de la época pre-Calista) en la piel de los ladrones tejedores... un lujo, vamos. Y cada personaje ilustrado por un dibujante distinto, ¡y de qué forma! (no te pierdas la parte de la Emperatriz).

Todo esto viene a que, claro, Quentin Blake participa en este proyecto. ¿Que a quién ilustra? Pues a la pequeña polilla cotilla que va de un personaje a otro.


¿Se te ocurre alguien mejor?
Se entera de todo y se come la ropa cara de las señoronas ^^