1.7.08

Congreso Internet en el Aula. Día 1.

26/6/2008


Después de una charla de inauguración que, supongo que por estar fuera del gremio, no me ha interesado especialmente (no hay nada menos creíble que un hombre con corbata rosa hablando de número de visitas a una página web), empieza lo jugosito. Las dos lecciones magistrales del día corren a cargo, nada más y nada menos, que de Stephen Wozniak, cofundador de Apple, y José Antonio Marina, filósofo y catedrático de bachillerato.

Wozniak nos engancha a todos. Desde sus historias de la adolescencia (por favor, echadle un vistazo a su página de la wikipedia), hasta su última etapa, en la que se ha convertido en profesor de primaria, la forma de hablar que tiene es muy acogedora, muy envolvente. O puede que sean todas las vocecitas que salen de los traductores simultáneos. El caso es que el hombre, con su charla escrita en folios amarillos a rayas, se emociona un poco y se pasa del tiempo, así que Marina apenas tiene tiempo para hacer algunos comentarios. Habla con tranquilidad y paciencia infinitas, exponiendo dudas razonables con las palabras justas (y alguna que otra más). Siento un ligero remordimiento de tener "Anatomía del Miedo" en casa y no haberle echado ni siquiera un vistazo. En fin...


Una pausa. Cinco minutos después, un llamamiento: se han perdido los tres ponentes que van a hablar en la hora siguiente. Ha habido cambios de última hora en el horario que no he mirado, y se han equivocado de sala.

Los cambios son mi golpe de suerte. Las charlas son: "Cómo usar Blogger", "Aplicaciones de los blogs en la enseñanza" y "Red de video para actividades escolares". La primera es muy, muy básica, y la tercera es demasiado técnica. Sin embargo, la segunda es exactamente lo que yo esperaba encontrar en el congreso.

Un profesor de inglés de Ariño, en Teruel, nos cuenta que en su cole se han utilizado los blogs para tres objetivos fundamentales: un periódico elaborado por los propios alumnos, una página donde centralizar los deberes de su asignatura, y un medio para que los alumnos se expresen.

Con respecto a lo primero, la forma de organizar la publicación en el periódico-blog por parte de los alumnos me pareció más que interesante: una pareja de alumnos escribe un artículo cada día, y a las cuatro de la tarde pasa un alumno de los mayores con un pendrive a recogerlos. Junto con un profesor, hacen la labor de redactores, corrigiendo faltas, añadiendo imágenes... y luego publican. Lo segundo estaba pidiendo a gritos un blog: los alumnos se pueden descargar los listenings, pueden ver videoclips con la letra de la canción al lado, y pueden hacer tests y ejercicios de "rellena los huecos" y corregirlos en ese mismo momento. Y lo tercero, conseguido con blogs personales, se incentiva con votaciones al más actualizado, el más gracioso, el más interesante...


Terminan las charlas de por la mañana, y se hace una pausa para comer. Yo a) no encuentro el catering ¬¬, y b) tenía que esperar a mi acompañante, que llegó un cuarto de hora antes de que empezaran las charlas de la tarde, así que pasé ese rato con Mr. Bruce Campbell y su "Make Love! the Bruce Campbell Way" (hablaré de éste y de "If Chins Could Kill" en próximas entregas ^_^).

Pero volvamos al Congreso. Por la tarde, dejamos el gélido Auditorio para la gente con chaquetillas y nos metemos en la sala Unesco, donde nos esperan dos charlas sobre las TIC en la educación infantil y una de una herramienta de ayuda para las matemáticas.

Increíble, de verdad. Primero nos hablan de los Cuentacuentos, que son ficheros de PowerPoint que los niños (desde 3 años) elaboran. Esto es, que ellos dibujan en el Paint las escenas, programan el paso de una transparencia a otra, graban su voz narrando la historia...


Justo después nos encontramos ante las puertas del castillo de Fantasmín. Una de las desarrolladoras, también profesora de educación infantil, nos explica en qué consiste la aplicación, qué elementos trabajan con los niños, qué reacciones tienen ellos y qué actividades complementarias hay en torno al programa. En "Mi Fantasmín favorito", los niños de tres añitos cuentan cuál es el juego de Fantasmín que más les gusta, por qué, cómo se llega hasta el juego y cómo se juega.

Y ya, por si esto no fuera suficiente para dejarme boquiabierta, empieza la tercera charla. El ponente me tiene ganada desde que reinicia con Linex (mientras resalta, con su acento de Zafra, la importancia del software libre para un instituto público con un presupuesto... ehm... moderado). Pero lo que viene después es mucho mejor. "Pitágoras, recursos para las matemáticas" es la web que me habría hecho falta en mis últimos años de instituto.



Ejercicios en el rango de 1º E.S.O. a selectividad, apuntes, curiosidades, juegos, calculadoras, applets que dibujan funciones... y además, Pitágoras te hace de guía durante todo el trayecto (hasta sale en los créditos). Después de la ponencia nos acercamos a felicitar al profesor y a preguntarle si podemos acceder a la página, pero aún no está subida en ninguna parte.

Salgo con la moral open-source alta, y me acerco al stand de software libre, a ver si tienen Linex. No, pero me dan MAX, la distribución de Madrid. Otra misión para el verano: trastear un poco, a ver qué tal es.